arrow-left-lightarrow-leftarrow-right-lightarrow-rightarrow-thin-left arrow-thin-right browser-search cup heart indicator laptop layers layout-4boxes layout-sideleft mail-heart mail map-pin mixer mouse nav paintbucket pencil-ruler phone picture play video
En esta sección de nuestro sitio podrás conocer las últimas novedades, lanzamientos y artículos de prensa vinculados a nuestras obras.

Oficinas dan énfasis a áreas comunes y espacios de encuentro para mejorar la productividad

EN PROMEDIO, EMPRESAS DESTINAN EL 22% DE SU METRAJE A LUGARES DE COLABORACIÓN

 

 

Los nuevos recintos de trabajo priorizan un ambiente de relajo para generar confort entre sus colaboradores. Con esto, se busca estimular la conversación y la creatividad de los equipos.

A mediados del próximo año, Copec se cambiará de oficinas. Las nuevas instalaciones contemplan 10 pisos para albergar a más de 800 empleados, donde un piso y medio estará destinado a una gran cafetería. “Buscamos la colaboración, el contacto y que la gente se conozca. Acá van a poder juntarse a comer, pero también podrán trabajar. Es un lugar de encuentro”, señala el gerente de RR.HH., Jorge Garcés.

Según NAI Sarrá, director general de NAI Sarrá, si en la década de los 90 las áreas comunes correspondían, en promedio, al 13% del total de metros cuadrados habilitados en las oficinas en Chile, hoy esa cifra llega al 22%. En Mercado Libre, por ejemplo, cuentan con 2.129 m2, entre los cuales incluyen ambientes con sillones, otros con dos sillas, mesa y teléfono, y también mesas altas con sillas ergonómicas. “No se reservan, pero sirven para hacer reuniones de equipo exprés”, explica la gerente de RR.HH., Javiera Ríos. También disponen de dos terrazas, una con sector de juegos, junto con plazas internas con bancos y plantas que simulan a las reales. Jaime Sarrá cuenta que en estas áreas multifuncionales es común encontrar cajoneras con cojines, para la mayor comodidad de quienes se instalan ahí. “También hay muchas oficinas que cuentan con una kichenette saludable, que permite acceder a frutas o alimentos livianos”, destaca. “Los espacios modernos tienden a parecer más de relajo. Se generan estas áreas colaborativas que son muy polivalentes”, señala Ignacio Hernández, vicepresidente de la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA). A su juicio, este nuevo diseño es posible gracias a los cambios tecnológicos que permiten mayor movilidad del lugar de trabajo, así como la nueva forma de entender la producción: “Las tareas repetitivas las hacen los robots, ahora la gente se enfoca en lo creativo, lo que se produce naturalmente en la interacción con otros. Las oficinas deben propiciar eso”, asegura. Para Carolina Pérez, gerente general de Contract Workplaces Chile, en los últimos años ha habido un cambio de visión a la hora de concebir los recintos laborales: “El trabajo ya no se entiende solo como una forma de generar dinero, sino que además debe ser una fuente de satisfacción personal. En ese sentido, las firmas están empezando a tener cuidado en qué es lo que pasa con sus colaboradores en el ambiente que ocupan y cómo pueden aportar en su felicidad, pues ello va directamente relacionado con la productividad”. El contar con instalaciones modernas también es una forma de atraer y retener talento, indica Pérez. “Un cliente me decía que la edad promedio de su plantilla era de 40 años, y que no podía bajarla en parte por sus dependencias poco actualizadas. Ya no lo ven como un tema deseable, sino como algo clave incluso para sobrevivir, ya que la competitividad se sustenta en los equipos”, agrega Pérez, cuya firma habilita cerca de 40 oficinas al año y asesora a otras 40.

Plantas libres para algunos

Un sello característico de las nuevas distribuciones son las plantas abiertas. “Con ellas, la interacción se vuelve más informal. Si no hay un espacio comunicado tienden a privilegiarse más los canales formales de comunicación como el email o el memorándum. A la gente le gusta trabajar sin paneles, porque se facilita un contacto espontáneo”, indica el sicólogo organizacional y socio de EBConsulting, Rodrigo Pérez. Hernández estima que esta disposición es posible porque ha cambiado la forma de entender la autoridad: “Las jerarquías están obsoletas, antes el jefe estaba en un privado enorme y solo, con gran escritorio de caoba. Hoy han caído esas barreras físicas”. Justamente, este punto significa un golpe cultural para muchos, advierte Rodrigo Pérez: “Sienten que pierden símbolos de estatus. El diseño puede mejorar la productividad, pero también hay una pérdida para esas personas”. En ese contexto, el sicólogo recomienda hacer una planificación previa. “Hay que entender cuáles son los impactos posibles en las dinámicas que provocará una mudanza y tener un plan sobre cómo actuar al respecto. Lo primero es mostrar por qué hay que hacer el cambio, cuáles son los desafíos que se enfrentan y cómo la compañía va a ayudar a cada uno a adaptarse a esta nueva realidad”. En Copec, por ejemplo, están trabajando con pilotos, para evaluar la respuesta de los equipos. Comenzaron con dos pisos y otros dos han querido replicar la experiencia. En Mercado Libre, en tanto, ya han logrado hacer seguimiento de los efectos del cambio. “En las encuestas de clima hacen comentarios abiertos y se percibe como muy positivo este formato de trabajo”, dice Ríos. Pero no a todas las empresas ni equipos les acomoda el modelo abierto. “Hay que entender cómo trabajan y qué actividad son colaborativas y cuáles individuales”, dice Pérez, y agrega que los cargos que tocan temas confidenciales o requieren cierta privacidad debieran mantener oficina propia. Copec por ejemplo, destinará cerca de 10 espacios para posiciones estratégicas sin contacto directo con el resto de la plantilla.

 

Espacio no debiera ser inferior a 6 m2

Uno de los errores que comúnmente se cometen a la hora de disponer de lugares abiertos es la falta de control de la climatización, advierte Ignacio Hernández, vicepresidente de la AOA. “La temperatura es clave en el nivel de confort. A veces, hay un recinto muy amplio, pero con un solo termostato y se generan peleas, pues una persona está con calor y otra se está enfriando”. Otro aspecto que hay que cuidar es la distancia entre trabajadores, la que va a depender de si son tareas que generan ruido o no, aclara Hernández. La decoradora de interiores Mónica Espinoza, con más de 20 años de experiencia en proyectos de oficinas y miembro de la Asociación de Decoradores de Chile, señala que el espacio mínimo no debiera ser menos de seis m2 por persona, considerando la circulación y áreas comunes. Jaime Sarria, de NAI Sarria, señala que la recomendación es destinar 10 m2 por persona.

Cómo remodelar una oficina

En los últimos años, el mundo laboral cambió de manera vertiginosa. La incorporación de más tecnologías de la comunicación y la llegada de los millenials al mercado de trabajo obligó a las empresas a repensar sus espacios de producción en base a nuevos criterios. Víctor Feingold, CEO de Contract Workplaces, compañía que ofrece servicios integrales corporativos, explica cómo estos cambios se tradujeron en diseños más apropiados.

Diario Clarín – Suplemento Clasificados

­ ¿Qué información necesitan para saber cómo debe ser una oficina? ­

Una de las particularidades que estamos viviendo es que en pocos años la infraestructura queda obsoleta. Estos cambios están empujados primero por la tecnología que  permite trabajar en cualquier momento, en cualquier lugar, y por las nuevas generaciones llegando al mundo del trabajo, que vienen con otro mindset. Entonces, la empresa debe preguntarse: ¿Cómo hago para que mi oficina sea atractiva para los mejores talentos? ¿A la gente le va a gustar estar acá? Hoy se pone al empleado en el centro de la preocupación porque, si le voy a pedir productividad, ¿Cómo me ocupo de esa persona? Se empieza a pensar desde lo obvio: la funcionalidad. Que los lugares en cantidad y calidad sean acordes a las actividades del día, como por ejemplo si hay reuniones formales, informales, espontáneas, capacitaciones, trabajo de concentración, momentos de socialización y colaboración. El lugar debe ser una herramienta de gestión eficiente que facilite las tareas que hay que hacer. Esto es confort y salud.

­¿Qué otros aspectos se tienen en cuenta? ­

La oficina debe motivar, ser alegre, un empleado debería sentirse a gusto. Tal vez funciona todo bien pero si el lugar es gélido y despersonalizado no está ayudando al confort psicológico, a la salud emocional. También hay otros aspectos no menores, como los relacionados con la identificación y la pertenencia. Hoy los colaboradores dicen: “Yo quiero estar en una empresa con la cual comparta valores”. Entonces los empleadores deben preguntarse si existe una real preocupación por el ahorro de energía o por el reciclado de la basura, por ejemplo. Las compañías declaran permanentemente quienes son. En su comunicación, dicen si son dinámicas, transparentes, etcétera. Pero esto, ¿Es coherente con la imagen de sus oficinas? De otro modo, se produce una disonancia.

­¿Un diseño adecuado es funcional al negocio? ­

Sí. La necesidad de  cambio es muy fuerte hoy, y es imprescindible promover la innovación. Esto es, la creación constante de productos, servicios y mejoras en procesos. Está estudiado que es en el encuentro de las personas de distintos perfiles y habilidades que salen las mejores ideas. Y ese intercambio se produce en este nuevo espacio de trabajo. La gente pide más flexibilidad, trabajo por objetivos, y la concepción de nuevos lugares tiene que ver con estos requisitos. Las oficinas tienen que estar a la altura de los nuevos desafíos que plantea la modernidad sino se pierde competitividad.

 

El futuro de las oficinas

La renovación en las empresas, los cambios de mentalidad y la innovación deben verse reflejadas en los empleados y sus áreas de trabajo.

 

Las oficinas deben ser el resultado de un cambio general de la mentalidad de las organizaciones y sus líderes. Las empresas no deben subestimar los contratiempos que generan los sitios de trabajo que no brindan confort y bienestar.

Las oficinas deben ser ambientes en los que se puedan explotar las cualidades y la creatividad de las personas, además son necesarios lugares para relacionarse con los compañeros de una forma que vaya más allá de lo laboral. ¿Qué hacer para lograrlo? Por ejemplo, intentar con espacios que se diferencien de los tradicionales. Por eso, pensando en el futuro, el ideal de las compañías es mezclar comodidad y productividad, en sitios amigables con sus habitantes. Según Louis Lhoest, socio director de Veldhoen + Company International, ya se están presentando modificaciones en la mentalidad de las personas sobre cómo quieren trabajar, dónde y cuándo. “Estamos en una revolución laboral donde la tecnología está empoderada, pero definitivamente los líderes empresariales son quienes la deben dirigir para que se desarrolle, su compromiso será el motor que la lleve por buen camino para aumentar la productividad con los nuevos ecosistemas laborales”, indicó Lhoest, durante la conferencia internacional sobre el futuro del trabajo Worktech Colombia.

Con los cambios y las renovaciones, el modelo tradicional de oficina está empezando a quedar obsoleto y podría desaparecer. La tendencia señala instalaciones para el trabajo en las que la integración de la tecnología promueva la productividad y se logre una interacción positiva con las personas. “Una encuesta mostró que el 55% de los trabajadores indican que las instalaciones de trabajo no los deja ser productivos, uno de los factores que los lleva al bajo rendimiento es el ruido, ese es un “asesino de la productividad”, se convierte en un factor distractor a nivel mundial. Otro elemento que se debe mejorar es la variedad de los espacios en el lugar de trabajo, ya que solo el 29% de los encuestados dijo estar satisfecho con los sitios que cuentan”, puntualizó Eleanor Foster, directora de Leesman para Norteamérica. Sobre las tendencias que vienen, Carlos Fonnegra, CEO de Backbone Technology Latinoamérica, señaló que los trabajadores se están enfocando y aprendiendo a vivir del microtrabajo; es decir, quieren laborar para diferentes clientes, en diferentes momentos y en lugares distintos. “Estamos viendo el uso de no trabajo para trabajo, los seres humane buscan horarios flexibles, la gente no quiere trabajar en lugares que parezcan oficinas o en casas, sino en lugares que los mezclen. Tenemos que dejar de lado la idea de que el  trabajo es un escritorio en una oficina y lo estamos viendo porque el trabajo empezó a ofrecer espacios distintos como salones, gimnasio y guarderías en sus instalaciones, puntualizó.

Cuidado con los edificios que matan: Tom Hootman, asesor de construcción de alto rendimiento en Leed AP & Well AP, se queja de las oficinas que atentan contra el bienestar de los empleados. “En el mundo existen instalaciones que separan el diseño del bienestar e ignoran que el diseño y la arquitectura se convierten en una herramienta para contribuir en el cuidado de quienes van a trabajar en los espacios que se construirán a futuro, con lo cual se puede lograr un impacto positivo en la felicidad, en la mente y en el desarrollo mental”.

Las oficinas que se vienen

Nuevas tendencias. Espacios que dejan de lado las jerarquías y priorizan las áreas comunes; el diseño contempla la funcionalidad y la comodidad de los empleados.

La Nación Argentina

 

LAS TENDENCIAS DE LAS OFICINAS MODERNAS

El sector ofrece nuevas alternativas que buscan dar respuesta a las nuevas formas laborales que llegan de la mano de los más jóvenes.

El crecimiento demográfico, la aparición de las nuevas tecnologías, el acortamiento de los tiempos, la mayor demanda y la competencia, entre otros tantos factores fueron dando forma a un nuevo escenario laboral que modificó no sólo la manera de trabajar sino también el diseño interior de las oficinas generando un cambio que impacto no sólo a usuarios sino también a desarrolladores y brokers modificando en gran parte las normas de juego en general.

Atrás quedó el tiempo de los grandes despachos, con portentosos escritorios de madera que establecían distancias y deban forma a comunicaciones asimétricas. Hoy las oficinas dejaron de ser sitios donde la jerarquía está en relación con el espacio de pertenencia que cada cual ocupa, la mayoría de las áreas laborales se convirtieron en sectores comunes donde la interacción es la que manda.

Según los brokers consultados los desarrolladores de oficinas están tratando de dar respuestas funcionales a los pedidos de las empresas y para ello es indispensable la capacitación y la actualización. “Actualmente cada vez son más los que viajan a ver distintos mercados en el exterior, fundamentalmente los que están marcando tendencia en la región como los Estados Unidos, Chile y Brasil”, explica Marino Costa, broker senior de la División de oficinas de L J. Ramos.

Nuevas propuestas

Según los expertos en la materia en la actualidad existen cuatro grandes tendencias en lo que tiene que ver con el diseño interior de las oficinas. Sin duda en los últimos tiempos una de las grandes disrupciones en este mercado fueron las que propusieron las oficinas on demand o bajo demanda. En este sistema estos inmuebles están considerados como un servicio y proponen diseños funcionales que se adaptan a una gran cantidad de empresas. “Este es el modelo Uber llevado a la oficina, donde las compañías pasan de ser propietarios a usuarios. Esta propuesta aumenta la flexibilidad dado que según las demandas puede alquilarse distintas superficies y hasta locaciones, cambiando varias veces durante el año. Vale aclarar que más flexible no siempre es más barato pero si mucho más funcional”, explica Víctor Feingold, CEO de Contract Workplaces.

 

Una de las formas más conocidas que responde a esta tendencia es la denominada coworking que, poco a poco, comenzó a multiplicarse en distintos rincones porteños y del Gran Buenos Aires. “La Comunidad de Negocios Inmobiliarios (Lcni) es el primer espacio de coworking dedicado exclusivamente a la actividad inmobiliaria. Ofrece a sus usuarios, un ambiente profesional, moderno, flexible, cómodo y con la última tecnología, donde interactúan, en un ambiente exclusivo de real estate; comercializadoras, agentes inmobiliarios, desarrolladoras, inversores, consumidores finales, abogados, escribanos y gestores. El espacio ofrece de oficinas privadas totalmente equipadas y listas para trabajar. El usuario sólo debe traer una notebook o pc de escritorio y nosotros le entregamos una oficina con un escritorio, sillas, impresora, teléfono, un usuario en el CRM para que pueda cargar sus propiedades, publicarlas en más de 25 portales y a la vez consultar las propiedades de todos los demás miembros, etc. Además de todos los servicios incluidos como Internet de alta velocidad, recepcionista, seguridad, limpieza, capacitaciones”, cuenta Pablo Sánchez, gerente general de Lcni, que está evaluando llevar la marca tanto al interior del país como Uruguay y Paraguay.

Las oficinas actuales dejaron de lado los grandes espacios reservados para los empleados jerarquizados y comenzaron a priorizar las áreas comunes las cuales están pensadas por el tipo de actividades que se realizan allí. “Hasta hace un tiempo nos encontrábamos con más de 10 estatus jerárquicos en las empresas y con muchos metros cuadrados reservados a sus oficinas. Hoy, eso ya resulta inusual, cuanto más alto es el puesto laboral más necesidades tienen de realizar múltiples actividades y de interactuar con distintos grupos de empleados, esto obliga a repensar los diseños interiores de las oficinas teniendo en cuenta todas las funciones (salas de reuniones, de capacitaciones, áreas informales, espacios de entretenimiento, y cubículos para llamadas telefónicas privadas, entre otras) que allí se realicen”, sostiene Feingold.

La irrupción de la tecnología también fue cambiando no sólo la forma de trabajar sino también, y como es lógico, modificando los espacios laborales, facilitando el desempeño de los empleos. “A la fecha tenemos otra situación que no puede pasar desapercibida. Se trata de las plataformas tecnológicas, nuevos conceptos en espacios de trabajo y organización de empresas y el fenómeno de la generación ´Y´, cuya suma da una ecuación que hace cambiar el paradigma de la antigua oficina haciendo de ella un sitio donde la tecnología tenga un lugar privilegiado”, dice Lucas Desalvo, del área de Negocios Corporativos de la consultora Serinco.

“La edad promedio de los empleados en las compañías bajaron mucho en los últimos años, ya hay pocas personas de más de 45 años trabajando y, los jóvenes eligen donde desempeñar su actividad laboral, el cual debe ser un ambiente “cool”, que los atraiga. Más del 40% de la población de la Argentina tiene menos de 30 años y como los proyectos se hacen con una perspectiva de al menos de un lustro tienen un target cada vez más bajo en edad”, María Cristóbal, fundadora de Buenos Aires Planning, firma especializada al diseño de interiores.

“Uno de los grandes desafíos que tienen por estos tiempos los diseñadores de interiores es tratar que los espacios laborales sean cada vez más cálidos y hogareños. Hoy ya no es tan extraño que las empresas pidan que sus lugares de trabajos sean pensados para que sus empleados puedan ir con sus mascotas. El motivo es simple, se entiende que cuanto más cómodo está el empleado más y mejor produce para ello se hace también principal hincapié en el tipo de mobiliario que se usa en cada lugar, la relación con la iluminación, las vistas libres y hasta los colores que se utilizan en los espacios: actualmente se tiende a elegir colores pasteles, que estén vinculados con la tierra”, concluye Feingold.

 

Tendencia en locaciones

Pero no sólo el diseño interior está vinculado con los grandes cambios del mercado de oficinas otro punto que dio forma a esta nueva realidad es el uso de la tecnología que permite realizar desde trabajos remotos-en muchos casos desde los hogares-hasta trámites administrativos permitiendo no sólo a muchas compañías reducir el metraje de su planta de oficina, dejando sólo un sector indispensable para los trabajos presenciales, sino también abriendo la posibilidad a nuevas locaciones.

“Hasta hace 17 años hubo una premisa empresaria que consistía en estar donde suceden las cosas, por ende el microcentro porteño fue un escenario importante para el mercado de oficinas. La cercanía a la zona bancaria, edificios públicos y privados, empresas de servicios, cuestiones de logísticas y recursos humanos, fueron factores que determinaban la posición de empresas en las distintas zonas. Con el paso del tiempo se dio un fenómeno, por un lado la cantidad de superficie ocupada y la dificultad de expansión en el microcentro y por el otro la baja disponibilidad de edificios corporativos AAA para empresas de renombre nacional e internacional. Por lo cual el crecimiento se dio hacia Puerto Madero y la zona de Catalinas, en lo que hoy vemos una consolidación de firmas”, afirma Desalvo.

Según Costa, la búsqueda de nuevos inmuebles está enfocada desde hace un tiempo hacia la zona norte, tanto de la ciudad de Buenos Aires como del Gran Buenos Aires. “Este corredor sigue marcando tendencias”.

Las más modernas se encuentran en el corredor norte del Gran Buenos Aires que se extiende por la Avda. Del Libertador y que actualmente cuenta con un inventario de unos 80.000 m2 edificados, donde están instaladas firmas de renombre. El otro sector que se destaca es el de Panamericana, que se extiende desde General Paz hasta San Isidro, allí actualmente conviven unas 235.000 m2 de superficie inventariada. “Respecto a los precios, el mercado es netamente locativo, partiendo de valores de US$ 22/m2 neto de IVA y expensas”, afirma Desalvo. Y agrega Costa para concluir: “En el caso de las oficinas Premium el valor promedia los 27 dólares”.

Una nueva tendencia en las empresas: las salas de lactancia

Cada vez más organizaciones suman espacios destinados a mejorar el bienestar emocional de sus empleados

 

 

Medio: La Nación Argentina

Los primeros meses resultan fundamentales en el vínculo entre madres e hijos recién nacidos; acompañar el proceso evolutivo de los bebés y su desarrollo es una tarea tan placentera como exigente, y mucho más si se trata de madres primerizas. Para los pequeños no es menos significativo, el bebé se enfrenta a un cambio enorme: la vida fuera del útero materno. Es por eso que la relación entre ambos se convierte en algo tan fuerte como necesario, construyendo una relación vital en donde la madre es alimento y nido. Cuando la licencia por maternidad llega a su fin y es momento de regresar al trabajo surgen muchas inquietudes. Es un momento en el que la madre suele sentir miedo, culpa y sensación de vacío. “Tener que dejar a mi hijo fue una de las vivencias más dolorosas, en aquel momento, hace 20 años no existía la posibilidad de ir a trabajar con los bebés y poder dedicar tiempo para amamantarlo. El sólo hecho de dejarlo me hacía sentir culpable y, a la vez, no me permitía rendir en mi empleo al cien por ciento”, explica Silvia M. que en aquel momento, plena década de los noventa, trabajaba en una empresa de servicios. Hoy las políticas de recursos humanos que impulsan un work life balance evolucionaron. De hecho, desde Unicef se impulsa la creación de salas de lactancia en los lugares de trabajo, las cuales deben cumplir con determinados requisitos: ser espacios cómodos, acogedores, higiénicos, acondicionado para que las madres puedan extraer su leche durante la jornada laboral y asegurar su adecuada conservación -en un refrigerador- Además se recomienda que sea cálida, iluminada, con colores pasteles y con buena ventilación, entre otros factores.

 

Los casos

A nivel local, Mercado Libre es una de las compañías que incorporó este tipo de facilidades para las madres. “La obra Al Río fue la primera oficina en la que dedicamos un espacio para las mamás. Surgió de una necesidad propia del crecimiento de los colaboradores de la empresa. Ellos y sus vidas acompañaron a la expansión de la empresa, y esos cambios se vieron reflejados en las necesidades que teníamos que cubrir desde nuestro lado”, reflexiona Lucila Siboldi Bengolea, supervisora de Office Management de la empresa. Disponer de una guardería infantil, tanto dentro de la compañía como en las inmediaciones también ayuda a los empleados a resolver las preocupaciones relacionadas con el cuidado de los hijos y por ende mejoran la productividad del empleado. “Hace varios años que este tipo de amenities han dejado de ser una novedad y se ha integrado al layout de las nuevas oficinas; cada vez son más las organizaciones que incorporan espacios destinados al bienestar, tanto físico como emocional, de sus equipos.” “Un entorno de trabajo eficiente es aquel en el que convergen tanto la optimización del espacio y la funcionalidad como el confort y el bienestar”, concluye Alejandro Mariani, gerente general de Contract Workplaces Argentina.

El espacio de trabajo como un símbolo de identificación y compromiso

Rompiendo con las estructuras rígidas y estáticas de las oficinas, las empresas comienzan a indagar en el diseño y los espacios para motivar a sus empleados. Los beneficios y las claves para lograrlo.

Por Alejandro Mariani * (Exclusiva para Multitaskers)

Un nuevo paradigma sigue posicionándose ante el planteo de cómo diseñar los espacios de trabajo. Ya no se pretenden lugares rígidos y estáticos, cuya única funcionalidad es la tarea en sí misma casi como si se hablara de un trámite permanente; sino que ahora tanto empleados como empleadores prefieren espacios que se conecten directamente con la motivación de sus profesiones, que les permitan afrontar proyectos grupales con todas las comodidades necesarias, pero que además los contengan ante la necesidad de concentración absoluta.

Consecuencia de los profundos cambios que se están produciendo en el mundo laboral, el diseño de la oficina ha evolucionado desde un modelo pasivo hacia el concepto de espacio de trabajo como herramienta de apoyo activo a las tareas que se desarrollan en él. En este nuevo paradigma se promueven los entornos que favorecen la movilidad y el principio de “no territorialidad” como conceptos clave.

Desde Contract, destacamos el hecho de que existe una relación directa entre cómo las personas se involucran con el lugar donde trabajan, la motivación y su mirada hacia la compañía; haciendo hincapié en que en ocasiones la no territorialidad puede afectar este “vínculo”, por eso es sumamente importante tenerla en cuenta.

En este punto, no se debe subestimar el rol que juega el entorno en la forma de sentirnos y realizar nuestras actividades. Para que un espacio sea exitoso, las personas necesitan interactuar con él y hacerlo propio. El espacio de trabajo no sólo es el lugar donde se desarrollan las tareas, sino que también posee una importante carga simbólica que influye sobre la propia identidad de los trabajadores, definirá su sentido de pertenencia y el compromiso que asuman con la compañía.

Otorgar al empleado el confort físico y emocional, le permite actuar y decidir sobre sí mismo para que se sienta más a gusto en la oficina. Además, recientes investigaciones en psicología ambiental corroboran que conferir al equipo más participación en la toma de decisiones sobre el diseño del espacio de trabajo, también aumenta su percepción de control sobre su entorno generando a una mayor satisfacción y productividad.

El control y la autonomía son fundamentales al momento de enfatizar en el compromiso que el equipo y los individuos pueden tener hacia las tareas y la compañía. Poder intervenir en el ambiente físico proporciona la posibilidad de personalizarlos mediante has herramientas como mobiliario (estanterías o espacio para almacenamiento), equipo de trabajo ajustables, espacios flexibles para reuniones y trabajo en equipo, tabiques móviles, iluminación ajustable, control de temperatura individual, entre otros elementos.

Es importante que el equipamiento pueda adaptarse a la tarea en proceso. Para esto se recomiendan muebles rodantes, mesas extensibles, paneles, tableros y pizarras deslizantes junto con la posibilidad de ajustar la iluminación. Lo ideal es contar con un layout que permita la flexibilidad y una rápida reconfiguración de acuerdo con las necesidades del momento. Esto incluye la configuración del tamaño y la forma de los lugares a través de límites móviles, colores, equipamiento, etc.

Para que toda esta estrategia sea exitosa, el papel del líder y la comunicación son fundamentales. De nada sirve poner a disposición distintas salas de reuniones, mobiliario ajustable y tecnología que otorgue protagonismo al usuario sino va acompañado de las capacitaciones necesarias para promover el uso correcto del espacio. Esta premisa aplica a todo tipo de organizaciones independientemente la cantidad de empleados y el tamaño de la oficina. Inclusive si se trata de un espacio de coworking rentado, tendencia que viene creciendo en los últimos tiempos, es posible generar compromiso y sentido de pertenencia. La clave es brindar suficientes alternativas que les permitan a los colaboradores identificarse con el espacio de trabajo, integrarlo a su experiencia vital y dejar su propia impronta.

*Gerente General de Contract Workplaces Argentina.

https://www.amexcorporate.com.ar/multitaskers/nota.php?id=665&cat=5

La oficina: metáfora de la ciudad

Espacios de trabajo.  Una nueva tendencia a partir de la cual la oficina se organiza en “vecindarios”, con áreas destinadas a actividades tranquilas y a experiencias grupales, patios, terrazas, cafés y destinos más sociales. La metáfora urbana aporta flexibilidad y adecuación tanto a las necesidades de la organización como a los requerimientos de los colaboradores.

 

A la hora de planificar un espacio, arquitectos y diseñadores se nutren de múltiples conocimientos. La Física Urbana, un nuevo campo de estudio en el que convergen la Física y el Urbanismo, está cobrando protagonismo entre ellos y está siendo utilizada para analizar las características de las grandes urbes a partir de modelos que estudian su complejidad en el ámbito social, espacial, de infraestructura y medioambiental.
Esta nueva disciplina, que aplica los conocimientos y las herramientas de la Física, parte de la analogía entre las ciudades y los materiales complejos para comprender los fenómenos urbanos, proponiendo una metodología que se basa en extraer la información estadística más importante de una gran ciudad para realizar un modelo por computadora con la mayor cantidad de detalles posibles.Incorporar estos conceptos al diseño de oficinas puede resultar muy beneficioso: “Al aplicar los principios básicos que propone la Física Urbana para comprender los entornos de trabajo, se obtiene información valiosa que identifica los usos y costumbres de los equipos. Esto, sin duda, puede ayudar a optimizar el espacio de acuerdo a la experiencia y necesidades de los colaboradores, aumentando su bienestar, compromiso y productividad”, explica el Arq. Alejandro Mariani, Gerente General de Contract Workplaces, empresa regional especializada en diseño y construcción de espacios de trabajo.
La sociometría de los entornos de trabajo cumple en este sentido un rol clave, ya que utiliza el conjunto de herramientas tradicionales, como encuestas, observación directa y entrevistas, con el agregado de desarrollos tecnológicos (como por ejemplo el sociómetro, un dispositivo electrónico portable, capaz de medir interacciones cara a cara, obteniendo patrones de comportamiento individuales y colectivos de forma automática a partir de señales sociales inconscientes) que recolectan y procesan datos, permitiendo reconocer patrones y obtener un amplio panorama sobre la forma en que se lleva a cabo el trabajo, las estructuras de relación social y los procesos dentro de las organizaciones.
La información obtenida de estas herramientas se combina con otras fuentes y arroja un panorama completo de cómo se lleva a cabo el trabajo y cómo se usan los espacios. Es importante poner foco a los vínculos sociales dentro de la empresa, dado que el fin es crear un sistema que contenga al equipo de trabajo, encontrando valor en la relación entre colegas.

 

La oficina pensada como un centro urbano
Debido a las nuevas formas de trabajo, la oficina convencional está siendo remplazada por espacios más horizontales, dinámicos y conectados para fomentar la innovación y la colaboración y al mismo tiempo facilitar y apoyar el trabajo de concentración individual.
El crecimiento de tendencias tales como el trabajo a distancia, el trabajo en equipo y el equilibrio entre el trabajo y la vida personal, demanda a las empresas a desarrollar espacios más flexibles que puedan responder a unas necesidades en constante cambio. El concepto de oficina está migrando hacia un modelo flexible y dinámico que proporciona una variedad de opciones orientadas a facilitar el encuentro y la colaboración entre las personas.
Este escenario ha dado lugar a una nueva forma de pensar el espacio de trabajo: la oficina como metáfora de la ciudad. De esta forma, la oficina se organiza en “vecindarios” donde, tal como ocurre en las grandes ciudades, se pueden encontrar áreas destinadas a actividades tranquilas y a experiencias grupales, patios, terrazas, cafés y destinos más sociales.
Estos nuevos modelos de oficina se caracterizan por el grado de autonomía que tienen los colaboradores y un layout en donde los espacios están explícitamente diseñados para apoyar cada tarea.
Es importante que el espacio permita que las personas puedan moverse fácilmente según sus necesidades y que además sea apto a los cambios que se realizan según la evolución del negocio. Un ejemplo de esto es la reducción de las salas de reuniones, dado que los encuentros suelen ser más cortos y con menos cantidad de gente. Por otro lado, la cafetería está tomando cada vez más protagonismo porque sirve como ámbito comunitario, de reunión, de socialización, y al mismo tiempo como un espacio de trabajo individual. En este lugar no deben faltar asientos de diferentes tipos (puffs, banquetas, sillas, butacas, etc.), soporte técnico adecuado y suficiente lugar para el desempeño de diversas actividades en simultáneo.
La metáfora urbana, basada en las particularidades de uso que presentan las ciudades, comenzó a formar parte del lenguaje del diseño de espacios de trabajo, tomando como ejes conceptuales la permeabilidad, la diversidad, las experiencias superpuestas y el sentido de comunidad, entre otros, permitiendo además que cada metro cuadrado se utilice de manera intensiva, creativa y eficiente. “Partir de estos conceptos y ponerlos en práctica a la hora de diseñar un espacio de trabajo, se refleja en la creación de redes entre colegas, mayor colaboración e innovación, en un ambiente flexible que se adapta a la experiencia y las necesidades de los colaboradores, y que aumentan su bienestar, compromiso y productividad”, resume el directivo de Contract Workplaces, el Arq. Alejandro Mariani.

https://goo.gl/z2q9Dg

 

 

El futuro de las oficinas

Cambios. El coworking y los nuevos hábitos de producción intervienen en la configuración de los espacios de trabajo. El aporte de los empleados en el diseño para fortalecer los lazos con la empresa.

Diario Clarín 26 Sep´17

 

 

 

 

 

 

Claves para adaptar los espacios de trabajo a los nuevos hábitos.

El diseño de oficinas se encuentra en una etapa de transición. Cómo influye el coworking en los nuevos ambientes.

En el futuro inmediato, el negocio de los edificios de oficina enfrenta varios desafíos simultáneos en todo el mundo, y será más agudo en la Argentina dado el retraso madurativo de nuestro mercado. La ubicación será un problema cada vez más grande, no solo porque escasean los buenos terrenos, también porque las empresas están cambiando su manera de reclutar personal y las pautas de identificación con los edificios se están transformando.

A pesar de que todos estos temas son bien sabidos en el mundo inmobiliario, una investigación de la empresa internacional de arquitectura Gensler señala que las empresas todavía evalúan sus necesidades en forma independiente de las preferencias de su nueva fuerza de trabajo. `Los campus verticales y los grandes edificios industriales ubicados en el núcleo urbano tendrán una ventaja mayor que los edificios tradicionales`, sostiene el informe.

Al mismo tiempo, los investigadores de Gensler afirman que el edificio corporativo tradicional persiste por la importancia que las corporaciones le otorgan a la idea de custodiar la productividad teniendo a `todo el mundo bajo un mismo techo`.

Los desarrolladores saben que el edificio de oficinas debe enfocarse en la necesidad de sus inquilinos, que hoy son empresas que están reclutando una fuerza laboral más joven: los millenials. Ese grupo parece requerir un cambio en la característica de los edificios de oficinas. `La mezcla de funciones se podrá dar en torres, pero lo más común será que prevalezcan composiciones con diferentes escalas y programas. Conjuntos que generen una interacción informal con actividad durante el día, la noche y el fin de semana`, afirman.

El informe asegura que las futuras oficinas deberán brindarle servicios complementarios al empleado, incluso a la comunidad, y amenities como los de un edificio residencial.

Más allá de la novedad que supondría una adecuación de los objetivos corporativos a sus recursos humanos, los millenials están siendo sindicados como causantes de una transformación definitiva de la forma de trabajar y de los lugares de trabajo. Sin embargo, el creciente fenómeno del co-working (espacios de trabajo en común donde las personas pueden alquilar un escritorio propio mientras comparten otras instalaciones con sus co-inquilinos) también es una muestra de la naturaleza cambiante del trabajo actual. Small Business Labs, una organización que monitorea el co-working en todo el mundo, sugiere que el número de personas que alquilan esos espacios se cuadruplicará en 2020.

En el artículo de la revista Wired `Trabajo desde casa, el sueño no funciona`, el futuro logo y experto en planificación urbana Greg Lindsay explica el fenómeno: La oficina compartida y el trabajo en red han reemplazado al empresario solitario en su garaje. Además, cada vez es mayor el número de trabajadores independientes, temporales, contratados y eventuales. Y, sobre todo, las empresas están cubriendo nuevas vacantes con trabajadores contratados. `En 2014, un tercio promedio de la mano de obra de las empresas era contingente o contractual. Según la firma de gestión de suministros Ardent Partners, ese porcentaje aumentará al 45% este año`, señala Lindsay. sigue en pág. 4 Intimidad. De acuerdo al tipo de trabajo, en deteminadas empresas se requieren posiciones aisladas e hiperfuncionales. Salas de reuniones. De caracter más informal y cerca de los escritorios, para optimizar los tiempos de los encuentros. viene de pág. 2

Esto significa que el co-working dejó de ser solo una oportunidad para que los freelancers trabajen y se vinculen sino que también está sirviendo para que las empresas conviertan el costo fijo del alquiler a largo plazo, en un costo variable que se paga mes a mes según las necesidades.

Jamie Hodari, CEO de la cadena de co-working Industrious reconoció que las empresas estadounidenses están teniendo problemas para firmar contratos de alquiler a 10 años y se vuelcan a espacios de co-working.

Esto explica fenómenos como los que se viven en Buenos Aires, donde hace unos meses desembarcó la internacional WeWork, con 1.222 m2 de alfombra en la Torre Bellini de Retiro. Allí ya se alojaron firmas como Almundo.com, que trasladará 270 empleados, y Wyndham, una reconocida cadena hotelera que mudó su casa central, con 100 puestos de trabajo, incluyendo altos ejecutivos.

El co-working apela en gran medida a la mano de obra freelance y eventual. Una investigación de la Universidad de Princeton sugiere que el crecimiento neto del empleo entre 2005 y 2015 en los Estados Unidos puede atribuirse a la fuerza de trabajo contigente, en tanto el 55% de los empleados son contratados.

Además, los espacios de coworking se han convertido en una opción atractiva para los propietarios que ven una manera de resucitar espacios de segunda clase. De esta manera pueden convertir oficinas antiguas en un centro de co-working.

El informe de la consultora internacional de arquitectura HOK asegura que la conversión es una opción cada vez más popular para los espacios difíciles de alquilar. De acuerdo con las estadísticas obtenidas, el 55% de los nuevos lugares de co-working de los Estados Unidos estaban vacantes seis meses antes de ser reconvertidos. El 45% de ellos se encuentra en edificios de más de 50 años.

Aunque es una buena opción para adaptarse al mercado el negocio no es perfecto. Servcorp, uno de los gigantes del co-working, sugiere en un reciente informe anual que la inversión tarda de dos a tres años en conseguir un punto de equilibrio. ¦ TENDENCIA DISEÑO DE OFICINAS

INFORME ESPECIAL Cómo crear ambientes que fortalecen el compromiso entre los empleados y la empresa `El diseño de la oficina ha evolucionado desde un modelo pasivo hacia el concepto de espacio de trabajo como herramienta de apoyo activo a las tareas que se desarrollan en él`, afirman desde Contract Workplaces Argentina, una firma especializada en interiores corporativos. El nuevo paradigma promueve los entornos que favorecen la movilidad y por lo tanto, el principio de `no territorialidad`. ` Mientras que en las oficinas tradicionales el puesto de trabajo se transforma en un territorio personal, en las modalidades de trabajo no territoriales, la expresión de estas señales físicas se dificulta debido a que los espacios están destinados a ser utilizados por distintas personas. De esta forma, los empleados pierden la capacidad de personalizar y marcar los límites de su entorno, de expresar su identidad y de apropiarse del espacio, señala el arquitecto Alejandro Mariani, Gerente General déla compañía.

Mariani agrega: `Para que un espacio sea exitoso, las personas necesitan interactuar con él, hacerlo propio. El espacio de trabajo no sólo es el lugar donde se desarrollan las tareas, sino que también posee una importante carga simbólica que influye sobre la propia identidad de los trabajadores, definirá su sentido de pertenencia y el compromiso que asuman con la compañía`.

La investigadora canadiense especializada en psicología ambiental, Jacqueline Vischer, afirma que en las oficinas donde se ha adoptado una configuración de open plan existe una mayor necesidad de personalización y apropiación del espacio para estimular el sentido de pertenencia y el compromiso. En este sentido, existen tres aspectos claves:

1.Confort físico: Relacionado con aspectos como la iluminación, los niveles de ruido, la temperatura, etc.

2.Confort funcional: Espacios adecuados para que la gente pueda hacer su trabajo con equipamiento ergonómico para crear ambientes útiles.

3.Confort psicológico: Está relacionado con el bienestar, el compromiso y el sentido de pertenencia. Vincula los aspectos psicosociales del trabajador con el diseño y la gestión del espacio de trabajo a través de la territorialidad, la privacidad y el control del entorno.

`Otorgar al empleado las posibilidad de decidir sobre estos tres campos es fundamental para que se sientan más a gusto en la oficina`.

Para los especialistas de CWA, una mayor participación en la toma de decisiones sobre el diseño del espacio de trabajo también aumenta la percepción del empleado del control que tiene sobre su entorno, lo que resulta en una mayor satisfacción y productividad. Esto implica darle a los trabajadores el poder de personalizar su ambiente de acuerdo con las distintas características de los individuos. Las herramientas de control ambiental pueden incluir elementos como mobiliario y espacios flexibles para reuniones y trabajo en equipo, tabiques móviles, etcétera. `Es importante dar a las personas autonomía y poder de decisión sobre el entorno en lugar de que se sientan controladas por el espacio y las políticas de la organización`, concluye el directivo.

 

Últimas tendencias en diseño

Las empresas demandan hoy eficiencia, comodidad, flexibilidad y un mayor rendimiento de los espacios de trabajo. Cómo responden los facility managers a esos requerimientos.

El Cronista

28 de Sep´17

La clave es la flexibilidad, que acompaña a lo vertiginoso de los cambios de este siglo. Los clientes quieren cambiar, pero no saben cómo lograrlo, y el mérito del interiorismo es entenderlo y saber qué necesitan”, afirma María Cristóbal, directora de Buenos Aires Planning y presidenta de la SLFM -Sociedad Latinoamericana de Facility Management-, respecto de las últimas tendencias en materia de diseño de oficinas. Las mejores soluciones, agrega Cristóbal, surgen del análisis de los procesos de la empresa: saber cómo funcionan, qué importancia tienen sus recursos humanos, cuál es su historia y, sobre todo, acompañar el cambio racionalizando los sistemas operativos.

Una vez hecho el relevamiento del lugar y de conocer la identidad de la empresa, se vuelca todo en el layout. Luego, el proyecto se materializa a través de propuestas estéticas, teniendo en cuenta el equipamiento ergonómico que se viene desarrollando en las últimas décadas. De esta manera, según Cristóbal, es posible encontrar un equilibrio entre eficiencia, comodidad y un mayor rendimiento de los espacios.

Entre las tendencias actuales, la presidenta de la SLFM señala que vuelve a usarse la madera y los revestimientos de paredes, y el vidrio sigue siendo la estrella, por la luz y transparencia. Al hablar de costos, la directora de BA Planning calcula que rondan los u$s 1.000 el metro cuadrado más muebles.

“El espacio de trabajo es sometido cada vez a mayores exigencias. Se pide que sean funcionales, que soporten la movilidad de sus equipos, que permitan sucesivas y frecuentes restructuraciones, que sean atractivos para las personas y que impulsen la motivación y el compromiso del equipo de trabajo”, afirma Alejandro Mariani, gerente General de Contract Argentina -empresa que ofrece servicios integrales de consultoría en workplace strategy, diseño y proyecto arquitectónico, entre otros servicios. La consideración de todos estos aspectos, señala, dará como resultado un espacio de alta performance.

A nivel diseño, una de las últimas tendencias según el gerente de Contract es la que alude a la metáfora de la Ciudad. A través de esta perspectiva, la oficina se organiza en “vecindarios”, donde se pueden encontrar áreas destinadas a actividades tranquilas y a experiencias grupales, patios, terrazas, cafés y destinos más sociales. Según el ejecutivo, este enfoque aporta flexibilidad y adecuación tanto a las necesidades de la organización como a los requerimientos de los colaboradores.

Identidad y flexibilidad

El caso de las nuevas oficinas de Campari, en Puerto Madero, da cuenta de cómo se articulan las nuevas tendencias con el espíritu de cada empresa. Paula de Elia y Milagros Irastorza, del Estudio EEI, apuntaron a priorizar los lugares comunes, para promover y optimizar la comunicación y el trabajo en equipo. Según cuentan las arquitectas, el proyecto se diseñó a partir del gran bar comedor, con la barra como protagonista, dentro de un espacio flexible, donde se integran el bar, el comedor y una cocina. La barra es la verdadera recepción y punto de encuentro, donde llevar a un invitado, preparar un trago, trabajar, tener reuniones informales y eventualmente organizar eventos, cuentan.

https://www.cronista.com/realestate/ltimas-tendencias-en-diseno-20170928-0007.html

Contract Workplaces construye las nuevas oficinas de Raíces Real Estate

Contract Workplaces, la compañía regional de conceptualización, diseño y construcción de espacios de trabajo, ha sido elegida por Raíces Real Estate -empresa de desarrollo inmobiliario en Paraguay- para encargarse del proceso de consultoría, diseño y construcción de las nuevas oficinas de la firma, que se ubicará en el piso 16 de la Torre 1 del Paseo La Galería, en el nuevo eje corporativo de Asunción.

 

Contract Workplaces, la compañía regional de conceptualización, diseño y construcción de espacios de trabajo, ha sido elegida por Raíces Real Estate -empresa de desarrollo inmobiliario en Paraguay- para encargarse del proceso de consultoría, diseño y construcción de las nuevas oficinas de la firma, que se ubicará en el piso 16 de la Torre 1 del Paseo La Galería, en el nuevo eje corporativo de Asunción.

Contract Workplaces tiene 20 años de experiencia y es un referente internacional en la arquitectura corporativa de vanguardia, alcanzando el año pasado 150.000 metros cuadrados de espacios de trabajo diseñados y construidos en la región.

La empresa desembarcó en Paraguay en 2015, donde ya realizó más de 25 obras y proyectos que superan los 5.000 metros cuadrados. Los exitosos resultados de gestión de Contract Workplaces llevaron a la compañía Raíces Real Estate a conocer su propuesta.

“Estábamos en la búsqueda de un cambio de imagen, para dar una señal al mercado de la profesionalización y de una cultura mucho más competitiva y corporativa a nivel local”, explicó Vicente Soteras, encargado de negocios corporativos de Raíces Real Estate.

PASO PREVIO PARA UN DISEÑO EXITOSO

El trabajo entre ambas compañías se inició con una consultoría en workplace strategy, un servicio de Contract Workplaces que implica un enfoque sistemático orientado a mejorar la utilización del espacio de trabajo, interviniendo sobre su configuración para hacerlo más eficiente.

Este  proceso permite aportar una mirada integral y profunda sobre algunos aspectos no contemplados en los proyectos convencionales, posibilitando anticipar los riesgos y asegurar el éxito del diseño, sacando provecho de todo el potencial que este importante activo estratégico representa para la organización.

“Fue una tarea muy interrelacionada y dinámica; internamente hicimos el ejercicio de ver las conexiones entre las distintas áreas y el flujo de trabajo entre las personas para poder entenderlo y consolidarlo en el espacio corporativo. Concretamente, en nuestras nuevas oficinas nuestro equipo estará más integrado y los departamentos que tienen mayor flujo de trabajo estarán próximos entre sí, generando mayor eficiencia en el trabajo”, explicó Soteras.

Como compañía de diseño y construcción, Contract Workplaces se destaca por su capacidad de vislumbrar tendencias y adaptarlas a cada contexto laboral, logrando implementar cambios en las oficinas que impactan positivamente sobre el trabajo en equipo y la optimización de los espacios.

En el caso de Raíces Real Estate, el espacio funcionará como una oficina showroom con una fuerte impronta corporativa. Por eso se pensó en un diseño moderno, sobrio y atractivo, que muestre la pujanza de la empresa, su visión estratégica de negocios y su liderazgo en el sector inmobiliario.

La meta es transmitir una imagen fresca y moderna, sustentada en un espacio de trabajo armónico con vastos espacios abiertos y compartidos, salas de reuniones para los distintos tipos de actividad, un gran open office, despachos privados y una importante recepción, desde la que ya se puede observar el potencial de la empresa y de su equipo, al tiempo de apreciar los productos que Raíces Real Estate desarrolla y comercializa.

El proceso de renovación de Raíces Real Estate se inició seis meses atrás y en este momento la obra se encuentra en plena ejecución. Próximamente, podrá disponer de un espacio adaptado a las nuevas formas que adquiere el mundo laboral, donde la flexibilidad y  la colaboración son las premisas ineludibles a la hora de repensar el espacio de trabajo.

“Estamos convencidos que el nuevo diseño de Raíces Real Estate genera el entorno ideal para desarrollar al máximo su potencial, promoviendo la comunicación entre las áreas de trabajo y  el bienestar de su equipo, además de reforzar la cultura e identidad de la compañía”, aseguró Rafael Flom, director ejecutivo de Contract Workplaces Paraguay.

SERVICIO INTEGRAL

En sus dos décadas de experiencia, Contract Workplaces resignificó sus estrategias de acuerdo a los avances tecnológicos y los nuevos escenarios que se planteaban en las diversas industrias, logrando un servicio integral que incluye: consultoría en workplace strategy, diseño, proyecto arquitectónico, construcción, tecnología, logística de mudanza, change management y servicios de post ocupación.

Todo eso es posible gracias al trabajo de un equipo multidisciplinario de profesionales en la región, compuesto por más de 300 expertos preparados para dar respuestas a todos los aspectos estratégicos, técnicos y logísticos que exige un proyecto.