arrow-left-lightarrow-leftarrow-right-lightarrow-rightarrow-thin-left arrow-thin-right browser-search cup heart indicator laptop layers layout-4boxes layout-sideleft mail-heart mail map-pin mixer mouse nav paintbucket pencil-ruler phone picture play video
En esta sección de nuestro sitio podrás conocer las últimas novedades, lanzamientos y artículos de prensa vinculados a nuestras obras.

¿Cómo es la nueva oficina del jefe?

Junto con la tendencia de espacios abiertos que ha llegado a las empresas, las oficinas de los jefes también están evolucionando. A continuación, las principales consideraciones para tener una oficina perfecta.

 

A varias personas no les causa sorpresa que su jefe tenga una gran oficina privada, con un lindo escritorio y la mejor vista. Si bien con el paso de los años y dependiendo de la empresa, estos espacios pueden ser más reducidos y más o menos accesibles, actualmente existe la sensación que las oficinas de este tipo están desapareciendo.

Esto va de la mano con la tendencia de los espacios abiertos, donde se reduce el número de puertas y muros para dar paso a puestos de trabajo que permitan la integración y colaboración. A esto se suman los cambios organizacionales, que implican el trabajo cada vez más remoto y una jerarquía mucho más horizontal.

Carolina Pérez, gerente general en Contract Workplace Chile, dice que “más allá de la estrategia de diseño que se aplique para cada caso, una característica de  las nuevas tendencias es que apuntan a disminuir al máximo el uso de las oficinas privadas, privilegiando la colaboración y la flexibilidad”.

Por superficial que parezca, el espacio físico puede afectar positiva y negativamente en los trabajadores, influyendo en su trabajo, compromiso y motivación con lo que hacen.

Un informe titulado “El compromiso y el espacio de trabajo global” de Steelcase, empresa especializada en diseño de mobiliario, reveló que los empleados comprometidos tienden a trabajar en organizaciones que fomentan una comunicación bidireccional, es decir, donde es posible tener acceso a la información en tiempo real sobre la compañía y los trabajadores pueden expresar abiertamente sus ideas. Es a raíz de esto que para Steelcase es clave que las empresas cuenten con rangos de espacios, tanto para grupos e individuos como teletrabajadores y residentes, junto con políticas laborales que les pemitan elegir las mejores maneras de hacer sus tareas.

La oficina del jefe

Las oficinas abiertas han dado paso a repensar la necesidad de tener o no espacios privados, como las grandes oficinas de los jefes, las que con el paso del tiempo han cambiado bastante, aunque sigue vigente la idea de que el tamaño de estos lugares está relacionado con la jerarquía.

Para la ejecutiva, en las empresas donde se sigue la tendencia de los espacios libres se busca limitar las barreras físicas casi exclusivamente a las salas de uso compartido. “Esto, porque el espacio de trabajo puede influir positivamente en el clima laboral y favorecer al sentido de pertenencia, lo que implica mayor compromiso y menor rotación laboral”.

Pérez dice que “por esta razón, las nuevas oficinas deben privilegiar la organización de los espacios de acuerdo a las tareas y no a la jerarquía; dado que los metros cuadrados son limitados, es necesario que los jefes, quienes generalmente pasan la mayor parte del día fuera de sus oficinas, se adapten a las nuevas tendencias, evitando construir paredes que los separen de sus empleados, favoreciendo la motivación de los equipos y aprovechando al máximo el espacio disponible en el lugar”.

Sin embargo, para los jefes sigue siendo difícil aceptar dejar de lado las oficinas privadas y sumarse a espacios abiertos, muchas veces, sin puertas y con sólo paneles transparentes, o junto con el resto de los trabajadores, pero con la ventaja de disponer de escritorios más grandes.

Espacios abiertos versus cerrados

Si algún jefe llega a asustarse, lo cierto es que esta tendencia no implica reducir la cantidad de espacios, sino que redestribuirlos. Para Carolina Pérez, en estos casos la barrera más difícil de romper es la cultura: “De nada valdrá contar con espacios magníficos si esta acción no está alineada con la cultura de la compañía; incluso, en ocasiones una redefinición del concepto de liderazgo y el estilo de gerenciamiento son necesarias”.

Esto, porque, de acuerdo con la ejecutiva, a la hora de diseñar un espacio de trabajo debemos enfocarnos en la necesidad de privacidad de algunas áreas o posiciones y lograr el equilibro entre éstas y las áreas colaborativas.

Los anterior es clave, porque varios trabajadores aprecia tener a disposición espacios privados. Según el informe encargado por la empresa de mobiliario Steelcase, sólo el 59% de los encuestados se siente satisfecho en su trabajo y 54% afirma que es capaz de trabajar sin ser interrumpido en un espacio colaborativo. Por lo mismo, el mensaje es no terminar con los espacios privados, que son necesarios para concentrarse y realizar actividades que requieren de mayor intimidad, pero siempre en busca del equilibrio.

El espacio de trabajo perfecto

Pese a las dudas, existe consenso en que las oficinas se han convertido en lugares donde se busca la mayor integración posible, con menos paredes y oficinas privadas. Y lo cierto, es que ahora el espacio de trabajo debe tener ciertas características.

Aquí algunas ideas:

  • Las jerarquías se diluyen y dan lugar a espacios más abiertos y transparentes.
  • Hay posiciones para estadías cortas y largas.
  • Se establecen zonas de silencio.
  • Cabinas telefónicas.
  • Salas de reuniones formales e informales.
  • Sectores de descanso.

¿Estás satisfecho con tu espacio de trabajo?

Sociometría: una disciplina clave para la sinergia laboral

La sociometría en la oficina es una tendencia global que ayuda a las empresas a estudiar y analizar el comportamiento de sus funcionarios, obteniendo así resultados para lograr una organización efectiva y alcanzar mejoras que impacten radicalmente de manera positiva, tanto en la organización como en las personas.

 

Medio: Infonegocios Paraguay

Actualmente existen nuevas formas de trabajo y de organización social impensables hasta hace un tiempo atrás. La nueva era del conocimiento exige una intensa labor cognitiva que depende, en gran medida, del desarrollo de las habilidades sociales y de la competencia tecnológica, lo cual ha provocado grandes cambios en las estructuras organizativas”, comentó Rafael Flom, director ejecutivo de la empresa Contract Workplaces.

Estos nuevos modelos laborales demandan una adecuada integración entre personas, tecnología y espacio físico. Pero ¿cómo saber si ésta ecuación está funcionando correctamente en la oficina actual? Y si no es así, ¿cómo definir la nueva estrategia para un espacio que permita mejorar el bienestar y la performance de las personas?

Según los directivos de Contract Workplaces la sociometría puede darnos una respuesta. Esta disciplina fue creada en 1920 por el psiquiatra rumano Jacobo Levy Moreno, para estudiar los vínculos que se dan en los grupos humanos y está comenzando a ser utilizada por las organizaciones para medir y analizar la relación entre estos tres aspectos fundamentales (personas, espacios y tecnología) dentro de un entorno laboral exitoso.

Correctamente aplicada, la sociometría brinda información clave para incorporar al diseño de las nuevas oficinas, conceptos basados en la experiencia del usuario que impactan de manera directa sobre la motivación, la calidad de vida y el desempeño de las personas.

Midiendo la efectividad del espacio

Para evaluar la performance del espacio de trabajo es necesario medir la efectividad de la relación entre el entorno físico y las actividades de las personas, incluyendo datos sobre los aspectos sensoriales y emocionales que influyen en su comodidad, creatividad, desempeño y calidad de vida.

La sociometría de los entornos de trabajo utiliza el conjunto de herramientas tradicionales como encuestas, observación directa y entrevistas, con el agregado de desarrollos tecnológicos que recolectan y procesan datos, permitiendo reconocer patrones y obtener un amplio panorama sobre la forma como se lleva a cabo el trabajo, las estructuras de relación social y los procesos dentro de las organizaciones.

El desarrollo tecnológico ha abierto una gran oportunidad para recolectar una enorme cantidad de información que puede ayudar a medir no solo la eficiencia del espacio en términos de costo por m2, sino también a evaluar en qué medida el diseño del espacio de trabajo le da soporte a la estrategia de negocios, a fin de sacar el mayor provecho del potencial que este importante activo estratégico representa para la organización.

La naturaleza actual de la tecnología móvil hace de los smartphones un medio ideal para el estudio tanto de las personas como de las organizaciones y lo mismo ocurre con los registros de actividad del correo electrónico, la navegación en la Web, la mensajería instantánea y la comunicación electrónica en general. Estos medios cuentan con la gran ventaja de poder ampliarse a miles de personas.

El “sociómetro”

Pero la tecnología ha llegado aún más lejos con la aparición del Sociometric badge (el sociómetro): un dispositivo electrónico portátil similar a las tarjetas de identificación, capaz de medir interacciones cara a cara, obteniendo patrones de comportamiento individuales y colectivos de forma automática a partir de señales sociales inconscientes.

Algunas de sus funciones son:

·         Medición del movimiento corporal como caminar, sentarse, asentir con la cabeza, mover las manos, etc.

·         Reconocimiento de las características de la voz para medir señales no lingüísticas como entusiasmo, nivel de interés y capacidad de persuasión.

·         Localización del usuario en espacios interiores.

·         Captura del tiempo de interacción cara a cara.

El análisis de estos datos brinda la posibilidad de comprender cómo se relacionan las personas dentro de la organización y detectar indicadores sobre la cohesión del grupo, la participación activa de cada miembro, la cantidad y calidad de sus conexiones, el flujo de la información, y muchas otras métricas que ayudarán a las organizaciones a tomar mejores decisiones.

Analizando a las personas

El análisis de esta enorme cantidad de información es un área de la inteligencia de negocios y la tecnología de Big Data llamada “People Analytics”.

“La interpretación de estos datos transformará nuestra comprensión sobre aspectos cruciales como los patrones de socialización en el lugar de trabajo, el impacto del diseño en las personas y las actividades y las claves de la creatividad”, explica Flom.

Este conocimiento se podrá usar para crear nuevas formas de organizar a la gente que mejorarán radicalmente la forma en la que trabajamos y diseñar espacios de trabajo de alta performance, que respondan a las necesidades cada día más complejas del actual contexto económico-social.

Contract Workplaces, empresa regional líder en conceptualización, diseño y construcción de espacios de trabajo

La metodología de trabajo integral de Contract Workplaces incluye consultoría en workplace strategy, diseño, proyecto arquitectónico, construcción y equipamiento, programa de change management, logística de mudanza y servicios de post ocupación. La compañía desarrolla oficinas de alta performance, adaptadas a las necesidades de cada organización y alineadas con las últimas tendencias mundiales en arquitectura corporativa.

La empresa cuenta con operaciones en Argentina, Chile, Uruguay, Perú, México, Colombia, Ecuador, Paraguay y Bolivia, 300 profesionales altamente especializados y más de un millón de metros cuadrados construidos en la región.

En Paraguay puntualmente, Contract Workplaces realizó más de 25 obras y proyectos que representan más de 5.000 m2. La compañía, que posee oficinas propias en Asunción desde el año 2015, confía en liderar el mercado paraguayo de arquitectura corporativa en los próximos años.

Algunas de las empresas que confiaron el diseño y la construcción de sus nuevas oficinas a Contract Workplaces en el 2016 fueron: UnileverSamsungLouis Dreyfus Company, Embajada de Israel en ParaguayGrupo BarrLa ConsolidadaWines & SpiritsCadiem, entre otras.

El CEO de Contract Workplaces en El Observador

“La gente hoy ya trabaja en lugares que se supone que son de paso”
Medio: El Observador – Sección Economía y Empresas – Entrevista Víctor Feingold

El CEO de Contract Workplaces habló sobre nuevos formatos de oficina, el trabajo remoto y las ventajas del mercado uruguayo

Contract Workplaces es una empresa argentina creadora de espacios de trabajo presente en 10 países. Su nacimiento fue producto de una crisis. Su fundador, Víctor Feingold, se recibió de arquitecto en 1986 con el sueño de ver su nombre en revistas de arquitectura y carteles de obra en edificios. Esta idea se concretó hasta 1994, cuando la llamada crisis Tequila, originada en México, sacudió la región. Con 34 años, todos los proyectos que Feingold tenía en marcha como arquitecto independiente se detuvieron, quedó endeudado y volvió a la casa de sus padres. “Era como volver a empezar de cero”, contó Feingold a Café & Negocios. Más de 20 años después, recordar el episodio le causa cierta gracia. Decidió tomarse un tiempo para pensar la manera de capitalizar ese momento mientras continuaba con pequeños proyectos. Como de estudiante había trabajado en el área de diseño de la empresa de equipamiento de oficinas de su padre, analizó las ventajas de diseñar y construir oficinas: procesos más cortos, empresas con presupuesto, riesgos más claros. Diseño, equipamiento y construcción existían como servicios aislados, sin embargo encontró una oportunidad en el servicio integral de oficina como producto. De ahí surgió, en 1996, la empresa de la que hoy es CEO, que apuesta y recomienda las oficinas híbridas y en Uruguay cuenta con más de 30.000 metros cuadrados construidos.

¿Cómo llegó la empresa a Uruguay?
Cuando arrancamos en Argentina en 1996 nunca pensamos en salir. Otra crisis nos movió el piso en 2001. Ahí los teléfonos dejaron de sonar, no había trabajo. Pensé que teníamos que cerrar, veía todo negro hacia adelante. Pensamos que depender de los vaivenes de los humores políticos económicos argentinos era muy arriesgado y empezamos a mirar hacia afuera. No fue por vocación, sino por necesidad. La primera oportunidad apareció en Chile. Más adelante nos vinieron a ver un arquitecto y un economista que habían visto nuestro modelo de negocios y querían llevarlo a Uruguay. Tuvimos algunas conversaciones y abrimos. Por varios años nos mantuvimos con estas tres oficinas.

¿Cómo percibe el mercado uruguayo?
Es claramente pequeño y uno puede pensar que es poco atractivo. Pero encontramos una ventaja en eso. No teníamos competencia, con lo cual nos posicionamos muy rápidamente y nos convertimos en líder. Además hay mucho talento en Uruguay. Hoy tenemos un centro de servicios compartido de diseño basado en Montevideo que da servicios de diseño a varios países de Latinoamérica.

El trabajo remoto va en contra de la idea de oficina. ¿Qué desafíos presenta para Contract?
Lo que está pasando con las oficinas y creo que va a seguir la tendencia, es que lo que desaparece es la sede corporativa como el edificio gigante. Eso no quiere decir que se van a consumir menos metros sino que van a estar dispersos en un montón de lugares, algunos propios y otros on demand, oficinas como servicio. El trabajo remoto no implica que se va a hacer en la casa. El trabajo en algún lado se va a hacer. Va a haber nuevos formatos, un café, una biblioteca, una terminal de ómnibus. Nuestra área de acción seguramente salga de los edificios. La gente hoy ya trabaja en estos lugares que se supone que son de paso. Cómo hacemos entonces para darle mejores condiciones para que estos espacios sean más atractivos para trabajar sería el desafío.

¿Cómo se involucra al trabajador en el cambio de oficina?
Un día habíamos recién entregado una obra y me llaman diciendo que tenía que ir porque los empleados estaban muy incómodos con los asientos. No sabían como se usaban y que podían cambiar la posición. Los teníamos que capacitar. Ahí empezó la idea de integrar a las personas al proceso, no son usuarios que llegan y se adaptan alegremente. Cuando vos estás en una oficina cerrada y te pasan a una abierta, te sentís desnudo, no hay forma de que estés contento. Salvo que entiendas que hoy tu oficina no es más 3×3 sino que es todo el piso, que podés hacer todas las cosas que hacías en la oficina privada y muchas más en espacios diseñados especialmente para eso.

¿Usted tiene oficina privada?
No. Hay muchas compañías donde el presidente se sienta en un puesto exactamente igual al resto, empezando por la mía. Pero uno no puede obligar a un presidente a dejar la oficina privada. Hay un tema generacional, de rubros e idiosincrasias.

Oficinas sustentables: la clave del cambio está en las personas

Cómo lograr que los equipos se comprometan y adopten las prácticas necesarias para obtener una oficina sustentable. Propuestas sugeridas por Contract Workplaces, una empresa internacional de diseño y arquitectura.

Medio: La Nación Arq + Deco

País: Paraguay

La energía eléctrica se ha convertido en una parte indispensable de la vida moderna, ya que de ella dependen muchos servicios básicos tales como el suministro de agua potable, el funcionamiento de los ascensores, la iluminación, la seguridad, etc.

De más está decir que sin energía tampoco habría internet ni red de telefonía y que los dispositivos móviles serían inservibles. En un mundo que depende cada vez más del suministro de energía, hacen falta soluciones sostenibles e innovadoras para poder seguir evolucionando.

A la hora de pensar en un entorno de traba, la sustentabilidad ha dejado de ser un plus adicional y ha pasado a ser un requerimiento básico. Para lograr transformar la oficina en un ambiente sustentable, se deben rever cuestiones relativas al uso del espacio, a la tecnología y a las personas, ya que sin su participación y compromiso, ninguna medida de eficiencia energética será exitosa.

El ESPACIO DE TRABAJO

Desde Contract Workplaces, como expertos en conceptualización, diseño y construcción de espacios de trabajo, señalan que para lograr una oficina verdaderamente sustentable es necesario poner el acento en el uso del espacio, en los nuevos estilos de trabajo mediados por la tecnología y en la cultura de la organización.

Para lograr un uso eficiente del espacio (numerosos estudios indican que el 60%, de las posiciones están vacías durante la jornada laboral) la solución más sostenible es adoptar un modelo flexible; los puestos de trabajo no asignados y los espacios multifuncionales son la clave de este nuevo tipo de organización. Una oficina cerrada puede usarse como sala de reunión o espacio de trabajo individual, dependiendo del usuario y de la necesidad del momento. Hay muchas oportunidades para flexibilizar el uso de los espacios y la idea es sacar el mayor provecho de cada uno.

Por otra parte, la irrupción de la tecnología informativa no solo llegó a la oficina para facilitar los procesos de la organización: muchas de ellas ayudan a controlar el entorno físico para proveer eficiencia y confort al lugar del trabajo. Los sistemas de automatización de los edificios inteligentes pueden controlar, operar y comunicar infinidad dispositivos: control de ocupación, de ventilación, de programación y zonificación de los sistemas de climatización, de iluminación, etc.

EL FACTOR HUMANO

Una gran parte del éxito de las medidas de eficiencia energética que se adopten en una organización dependerá del comportamiento y los hábitos de los usuarios directos: los empleados. Es por ello que resulta esencial hacerlos participes del compromiso adoptado por la compañía, con el objetivo de reducir el consumo energético e involucrarlos activamente desde el principio, mediante una comunicación efectiva. Las intervenciones tecnológicas  tienen bajo impacto si se llevan a cabo sin ningún tipo de programa dirigido a fomentar el cambio de conducta.

Una parte del problema reside en que, muchas veces, el diseño del sistema no tiene en consideración al usuario, pero, en otros casos, el problema es mucho más simple: el sistema es sencillo de utilizar, los controles son accesibles, pero nadie se ha tomado el trabajo de explicárselo a los usuarios.

“Como expertos en espacios de trabajo entendemos que si una organización se preocupa por ofrecer un entorno de trabajo sustentable y provee la tecnología adecuada para optimizarlo, no puede perder de vista que, para que estos cambios sean efectivos,  debe tener en cuenta a las personas que van a hacer uso del mismo. La información y la capacitación son claves pan implementar un cambio en los hábitos de consumo de las personas, ya que el conocimiento otorga un marco de referencia sin el cual los consumidores no pueden saber si su gasto es excesivo”,  aseguran desde la compañía.

Estudios de post-ocupación revelan que, a pesar de la implementación de nuevas tecnologías y  modernos sistemas de automatización de edificios, aún existe una gran cantidad de quejas por parte de los usuarios sobre el confort térmico, la ventilación, el nudo y la iluminación, incluso en edificios diseñados con criterios sustentables. La evidencia indica que, en el afán de contar con algún grado de control sobre el entorno físico, mucho veces los usuarios pueden ignorar (incluso alterar) los sistemas de bajo consumo y de ahorro de energía del edificio. Esto significa que, si los usuarios se sienten incómodos, van a tratar de tomar el control de su entorno para adaptarlo a sus necesidades.

PROGRAMA

Para ayudar a la compañías a aprovechar los recursos que el espacio ofrece y lograr modificar las prácticas y costumbres de las personas que lo ocupan, Contract Workplaces propone un programa de Change Management diseñado especialmente pan acompañar a las organizaciones durante los procesos de cambio llamado CPC (Comunicación Positiva del Cambio).

Desde Contract Workplaces reconocen que adoptar nuevos modelos trae consigo un elemento de resistencia que es propio del ser humano, aun cuando esa modificación sea Indefectiblemente positiva. Por ello, su propuesta de CPC para gestionar correctamente estas transformaciones implica desarrollar e implementar un plan estratégico que involucra herramientas, recursos y procesos que ayudan a los individuos y a las organizaciones a atravesar exitosamente cualquier transición adaptación.

Sea con un asesor externo o con el apoyo de las áreas involucradas internamente, será tarea de las organizaciones lograr el compromiso necesario de su gente para cumplir con sus objetivos de contribuir con el cuidado del medioambiente. La comunicación efectiva de las iniciativas y las acciones sustentables que se están llevando a cabo junto con la retroalimentación continua son factores esenciales para una modificación duradera en el comportamiento.

CONCLUSIONES

Dentro de las organizaciones, cada vez existe mayor conciencia del impacto que las actividades humanas tienen sobre el medio ambiente. Con el desarrollo de las tecnologías de la comunicación, los modelos de trabajo flexibles y colaborativos se convertirán en la solución más sostenible pan que las compañías puedan satisfacer sus necesidades de manera más sustentable. Sin embargo, pan crear una cultura empresarial comprometida es necesario comprender que el potencial de la empresa depende de la capacidad de los individuos  que la componen. La clave radica en brindar a los empleados la capacitación y comunicación necesaria para que la empresa pueda convertirse en una organización verdaderamente sostenible.

ACERCA DE CONTRACT WORKPLACES

Contract Workplaces es la empresa regional líder en conceptualización, diseño y construcción de espacios de trabajo. Su metodología de trabajo Integral incluye consultoría en Workplace Strategy, diseño, proyecto arquitectónico, construcción y equipamiento, programa de change management, logística de mudanza y servicios de post ocupación. La compañía desarrolla oficinas de alta performance, adaptadas a las necesidades de cada organización y alineadas con las últimas tendencias mundiales en arquitectura corporativa.

Cuenta con operaciones en Argentina, Chile, Uruguay, Perú, México, Colombia,  Ecuador, Paraguay y Bolivia, 300 profesionales altamente especializados y más de un millón de metros cuadrados construidos en la región.

En Paraguay puntualmente Contract Workplaces realizó más de 25 obras y proyectos que representan más de 5.000 m2. La compañía posee oficinas propias en Asunción desde el año 2015.

 

 

Oficinas: Espacios para mejorar el clima laboral

Medio: Revista Clarín Pymes

Generar lugares de descanso e interacción “Tener estos recreos durante el día, ayuda a pensar más claramente”, explican en Belatrix.  “Muchas veces estos momentos sirven para desarrollar en forma más relajada nuevas ideas con los compañeros”, dice Horacio Cappa, de Belatrix.
En el diseño de oficinas, algunas de las nuevas tendencias apuntan a beneficiar la vida cotidiana de los empleados, logrando así empresas más exitosas.

Cuando un sitio de trabajo incorpora elementos pensados para la salud física y mental de sus empleados, así como en el alivio del estrés y la presión que generan las largas jornadas laborales, no es difícil imaginar una mejora en la productividad. `Hoy, se tiende a promover el trabajo colaborativo, la fluidez en las comunicaciones, la informalidad, la calidad de la vida laboral, la diversión y el trabajo (no diversión versus trabajo). Se busca que haya menos jerarquías y mayor horizontalidad en las estructuras organizativas`, explica Daniel Cohén, de Miller Zell, especializado en generar la estructura de oficinas que apunten a que todo esto se dé.

“Estas nuevas oficinas ayudan a lograr que los recursos humanos estén en mejores condiciones físicas y mentales y, en definitiva, que los negocios funcionen mejor y más efectivamente”, afirma la psicóloga Sandra Goldstein, especializada en relaciones laborales.

Los cambios llegaron de la mano de los “millenial”-nacidos entre 1981 y 1995- y se expanden hacia las generaciones mayores. “Para las generaciones jóvenes, la diversión en el lugar de trabajo es un requisito, no sólo un beneficio”, explica Alejandro Mariani, gerente general de Contract Workplaces Argentina. Y agrega que las empresas empiezan a reconocer la necesidad de crear un ambiente de trabajo lúdico y creativo, para reclutar y retener talentos.

El diseño de oficinas cambió: sumó ventanales, salas de reuniones con sillones y mesas bajas, equipos de playstation, ping-pong, metegol, guitarras y juegos de mesa; salas de descanso con pufs, hamacas paraguayas y enormes sillones; y hasta salas de masajes, cintas y bicicletas para hacer gimnasia.

“En la Argentina, tenemos espacios para jugar al metegol, ajedrez, ping-pong y videojuegos. Hay un lugar para meditar. Además, tenemos un gimnasio, una sala de masajes, una sala de música con instrumentos y una de yoga”, cuenta Florencia Sabatini, de Google Argentina.

Si bien parece una misión imposible que una pyme pueda hacer estas transformaciones, algunas de ellas sólo exigen un cambio de `chip`. Por ejemplo, para sumar hábitos saludables se pueden comprar 2 kilos de fruta por día, o bien utilizar alguna superficie sin uso para una sala de yoga, o -con una inversión moderada- animarse a una bicicleta fija y una cinta. `A través de su cultura corporativa, una empresa puede contribuir a mejorar la salud de los trabajadores. También es posible fomentar la alimentación sana ofreciendo frutas en el comedor como snacks para media tarde y media mañana`, cuenta Mariani.

Según los especialistas de Contract Workplaces, `este tipo de espacios complementarios influyen positivamente en el desempeño, ya que pueden ser la liberación necesaria para combatir el estrés en la oficina, contribuir en el aprendizaje, aumentar la productividad y bajar los niveles de ausentismo`.

 

Abrir las oficinas a la luz natural: ”El sol conecta con el afuera y relaja el estrés”, dice Daniel Cohén, de Miller Zell.

Bienestar: “Para sentirnos bien, todos necesitamos luz natural y vistas al exterior`, explica la psicóloga Sandra Goldstein.

Plus: Además, se genera ahorro energético y se cuida el medio ambiente, valores que logran mayor fidelización.

Valores lúdicos: Son prácticas que llegaron de la mano de los “millenials”, pero que nadie rechaza.

Relax: ”Jugar es una terapia exitosa para tratar el estrés, la ansiedad y la presión laboral”, explica Goldstein.

Beneficios: “Está comprobado que un tiempo para el juego optimiza la productividad de la empresa”, cuenta Alejandro Mariani de Contract Workplaces.

Promover hábitos saludables: “Sentirse bien es necesario para poder desarrollarse en distintos ámbitos”, afirma Goldstein.

Herramientas: Gimnasios, clases de yoga, sala de masajes, espacios para meditación. Distintas alternativas que van llegando a las oficinas.

Cuidados: Promover que los empleados estén más sanos física y mentalmente, disminuye el ausentismo en las empresas.

Reuniones como en el “living”: “La clave del éxito radica en el intercambio de ideas y el trabajo en equipo”, dicen en Google.

Más relajados: La falta de estructura y la comodidad en las reuniones genera mayor horizontalidad y que surjan ideas más frescas.

En desuso: “Las mesas enormes con el gran sillón en la punta dejaron de usarse porque las nuevas generaciones las rechazaron”, dicen en MillerZell.

Contract Workplaces renueva las Oficinas de Cadiem

El espacio de trabajo es considerado hoy una poderosa herramienta de gestión con la que cuenta una organización. Además de facilitar y dar soporte a los procesos productivos, el diseño del entorno laboral tiene un impacto decisivo en aspectos clave como la cultura e identidad corporativa, porque comunica de manera efectiva el mensaje de la firma, facilita los procesos y ordena el flujo de trabajo haciéndolos más eficientes, otorga rentabilidad al optimizar recursos, contribuye a la sustentabilidad mediante el uso racional de la energía eléctrica y el agua y potencia los recursos humanos, al ser no solo un medio de retención y captación de talentos, sino también de promoción de la salud y el bienestar de su gente.

Todos esos criterios fueron tenidos en cuenta por Cadiem al momento de concebir una nueva manera de trabajar. Dedicada a la asesoría en el área de finanzas -tanto para empresas interesadas en el financiamiento a través de la bolsa de valores, como para quienes buscan opciones de inversión-, Cadiem encontró un sitio ideal en el nuevo edificio corporativo Atlas Center, sexto piso, ubicado sobre Quesada 4.926, y Contract Workplaces fue la compañía elegida para hacer realidad su proyecto.

El presidente de Cadiem, Elías Gelay, se manifestó muy satisfecho con la inauguración de su nuevo espacio de trabajo, que llevó a cabo el pasado de 16 de mayo: “Para nosotros, el diseño de las nuevas oficinas es algo muy especial, ya que va a ser nuestro lugar de trabajo para los próximos 10 años, por lo menos. En ese sentido, creemos que Contract Workplaces es la mejor opción por la experiencia y la especialización que tienen en el desarrollo de este tipo de proyectos”.

El ADN de la empresa 
El punto de partida del proyecto fue un servicio de consultoría en workplace strategy, orientado a entender y analizar el ADN de Cadiem a fin de recomendar una solución de diseño pensada en sus necesidades actuales y futuras. Desde Contract Workplaces aseguran que un planeamiento espacial exitoso ayuda a las organizaciones a cumplir con sus metas, a la vez que les permite contar con la flexibilidad suficiente como para reaccionar ante los cambios en la medida en que van sucediendo.
El nuevo espacio fue diseñado a partir de aspectos clave de la cultura de la compañía, la identidad de marca y del negocio. En palabras de Gelay  “nuestro objetivo es colocar al cliente en el centro para aumentar su nivel de satisfacción con los servicios y productos que ofrecemos. Queremos obtener una conexión todavía más fuerte con ellos para mejorar su bienestar y desarrollo. Con nuestros colaboradores, la meta es alcanzar un clima laboral aún más óptimo. Buscamos brindar capacitaciones permanentes para su crecimiento personal y profesional, además de las herramientas necesarias para que puedan desenvolverse de la manera más eficiente en su día a día, se sientan inspirados y motivados en su trabajo”.

En base a esos retos, el proyecto se enfocó en: comunicación más rápida y efectiva entre departamentos, socialización, espacios pensados para mejorar las capacitaciones y reuniones entre colaboradores y clientes, la reducción del uso de papeles. Es decir, “todo aquello que contribuya a un trabajo colaborativo, inclusivo y productivo”, apunta el presidente de Cadiem.

Estos cambios, según proyecta Gelay, persiguen el objetivo de, en el plazo de un año aproximadamente, “tener un incremento del 35% en la productividad, mediante la sinergia entre colaboradores, la reducción del tiempo de comunicación entre departamentos, la obtención de información más rápida y precisa para la toma de decisiones y el conocimiento de las necesidades de nuestros clientes para acercarles soluciones que se adecuen a su perfil”.

Servicio integral
Contract Workplaces tiene dos décadas de experiencia y es un referente regional en la arquitectura corporativa de vanguardia. Su trabajo incluye la consultoría en workplace strategy, diseño, proyecto arquitectónico, construcción, tecnología, logística de mudanza, change management y servicios de post ocupación.

La compañía desarrolla sus actividades en Argentina, Chile, Uruguay, Perú, México, Ecuador, Colombia, Paraguay, Brasil y Bolivia, con un equipo de más de 300 profesionales altamente especializados, superando el millón de metros cuadrados construidos en la región.

En 2015, la empresa desembarcó en Paraguay, donde ya realizó más de 25 obras y proyectos que superan los 5 000 metros cuadrados, con una facturación aproximada de tres millones de dólares. Algunas de las empresas e instituciones que llevan el sello Contract Workplaces en el país son Unilever, Samsung, Louis Dreyfus Company, Embajada de Israel en Paraguay, Grupo Barr, La Consolidada, Wines & Spirits y Cadiem, entre otras.

Acerca de Contract Workplaces
Contract Workplaces es la empresa regional líder en conceptualización, diseño y construcción de espacios de trabajo. La compañía desarrolla oficinas de alta performance, adaptadas a las necesidades de cada organización y alineadas con las últimas tendencias mundiales en arquitectura corporativa.

Cómo lograr un mejor uso del color en el espacio de trabajo

La modernidad y el progreso han alejado al hombre de la naturaleza. Cada vez pasamos más tiempo confinados dentro de entornos artificiales sin contacto con el aire libre, la luz natural o la vegetación ¿puede un espacio de trabajo ayudar a recomponer ese vínculo? Para muchos investigadores y diseñadores la respuesta está en la biofilia, ese sentido innato de conexión con la naturaleza que resulta esencial para especies como la nuestra, cuya supervivencia depende de su relación con el ambiente.

 

 

 

 

 

No solo necesitamos luz natural, vistas al exterior, plantas y elementos naturales para satisfacer nuestra necesidad de conexión con la naturaleza dentro del espacio de trabajo, la elección de los colores también puede ser un factor fundamental, que muchas veces se descuida. La psicología sugiere que los humanos tenemos una preferencia innata por los colores presentes en la sabana, que indican la presencia elementos como agua limpia, tierra, rocas, vegetación, frutas, flores, entre otros. Un informe reciente revela que las oficinas que incorporan colores que se asemejan al entorno natural, tales como el verde, el azul o el marrón, tienen un impacto positivo sobre el bienestar de los empleados. Por el contrario, el uso de los blancos y grises tiene un impacto negativo en los niveles de estrés. En definitiva, la forma en que se utilice el color no es un tema menor dado que puede alterar completamente la apariencia del espacio y, al mismo tiempo, influir en el estado de ánimo y la creatividad de las personas.

 

“En el mundo altamente industrializado y tecnológico de hoy se pueden diseñar espacios eficientes en términos energéticos, operativos y funcionales, pero si se ignora la profunda necesidad humana de contacto con la naturaleza, algo faltará”, asegura Fernando Marconi, Gerente de Arquitectura y Diseño de Contract Workplaces Argentina, compañía regional líder en diseño y construcción de espacios de trabajo.

 

Un ambiente realmente eficiente también debe incluir características capaces de satisfacer las necesidades emocionales de las personas, ayudándolas a sentirse cómodas en los lugares donde trabajan, más saludables, sin estrés, y en contacto con su propia naturaleza.

 

EL COLOR EN EL ESPACIO Y SU IMPACTO EN LAS PERSONAS

“Aunque el color puede parecer una cualidad superficial que casi no influye en la función de los elementos artificiales que nos rodean, la mayor parte de la gente le otorga mucha importancia al aspecto cromático de los objetos, una de sus características más personalizables. Lo mismo sucede con los entornos de trabajos”, señala Marconi.

 

Un espacio donde predominan los colores de la naturaleza tiende a percibirse como un lugar saludable, donde uno puede sentirse estimulado o relajado. Existe una clara preferencia por los verdes oscuros o intermedios (reducen el ritmo cardíaco y la presión sanguínea aliviando el estrés), mientras que los anaranjados, amarillos pálidos o marrones típicos de la vegetación estresada o moribunda son los menos deseados. Además, el color rojo puede estimular los procesos cognitivos y la atención, factores necesarios para tareas que requieren un gran esfuerzo y concentración mental. Por su parte, el color azul y algunos verdes intermedios pueden ayudar en las tareas que requieren creatividad.

El uso de colores vivos debe hacerse con prudencia, a modo de acentos, y enfatizando los tonos que se encuen

tran en formas ambientales naturales atractivas tales como las flores, los ocasos, el arco iris, entre otros.

 

COLOR Y CREATIVIDAD

Según investigaciones que exploran el efecto del color sobre la cognición y el comportamiento de las personas, la incorporación de acentos de color verde, azul y amarillo produce efectos beneficiosos sobre la creatividad de los empleados. De hecho, los resultados del estudio revelaron que el color verde era el que ejercería mayor influencia. Mientras que las oficinas grises están asociadas con niveles bajos de creatividad del empleado, los colores vivos, como el amarillo, el azul y el verde, la favorecen.

 

Asimismo, los esquemas de colores de las oficinas que incorporan acentos verdes, azules y marrones indican más felicidad, productividad y creatividad de los empleados, en comparación con muros blancos. No obstante, cabe destacar que los colores particulares asociados con estos resultados pueden presentar diferencias culturales entre los países.

 

EL COLOR, UN ELEMENTO DEL DISEÑO

Para que el diseño de la oficina sea verdaderamente eficaz, es tan importante abarcar los aspectos funcionales del espacio como su dimensión emocional. Para satisfacer nuestra necesidad de conexión con la naturaleza dentro del espacio de trabajo, no solo necesitamos luz natural, vistas al exterior, plantas y elementos naturales, la elección de los colores también puede ser un factor fundamental.

 

IMPACTO DE LOS COLORES EN LA OFICINA

-MOTIVACIÓN:  Azul & Blanco

-PRODUCTIVIDAD: Azul, Morado, Amarillo, Gris & Blanco

-INSPIRACIÓN: Amarillo, Morado & Blanco

-FELICIDAD: Verde, Azul & Blanco

-CREATIVIDAD: Amarillo, Azul, Verde & Blanco

-ENTUSIASMO: Naranja, Verde, Azul & Blanco

-ESTRÉS: Gris

Fuente: HUMAN SPACES (2015): “The GlobaI Impact of Biophilic Design in the Workplace”.

Resultados del Índice Contract Regional para el primer trimestre de 2017

Contract Workplaces, la empresa regional líder en diseño, conceptualización y construcción de espacios de trabajo, comunicó la comparativa del Índice Contract Regional, calculado en Argentina, Chile Uruguay y, por primera vez, en Perú,  correspondientes al primer trimestre de 2017.

 

Comparativa Regional de costos de construcción de oficinas: Hacer click aquí para acceder al Indice Contract por país

El Índice Contract mide la evolución del costo por metro cuadrado de la construcción y equipamiento de interiores de oficinas corporativas. Este indicador es calculado en base a tres categorías de oficinas, clasificadas según la calidad en sus terminaciones (mobiliario, alfombra, iluminación, cielorrasos, etc.) e instalaciones técnicas (cableado de voz y datos, aire acondicionado, control de accesos, seguridad, etc.) en Estándar Básico, Estándar Superior y Alta Gama.

 

A la hora de evaluar una ampliación, refuncionalización o mudanza de oficinas corporativas, el Índice Contract se ha trasformado en una herramienta de consulta fundamental para profesionales, brokers inmobiliarios y otros actores del rubro ya que permite estimar anticipadamente el monto de la inversión a asumir.

 

Algunos de los highlights que se desprenden del análisis regional  son:

 

*Para diseñar y construir una oficina Estándar Básico Argentina presenta los valores más competitivos: un -9% por debajo de Uruguay, un 10% menos que en Chile y un 5% más económico que en Perú.

*Para diseñar y construir oficinas de las tipologías Estándar Superior y Alta Gama Perú presenta los valores más competitivos. En el caso de una oficina Estándar Superior, Perú se ubica un 8% por debajo de Argentina y Chile y un 5% por debajo de Uruguay. Para la categoría Alta Gama, sus costos por metro cuadrado son un 18% más económicos que en Argentina, un 8% más bajos que en Chile y 3% más baratos que en Uruguay.

*Chile presenta una pequeña depreciación de su moneda del 0,5% que, combinado con la estabilidad de los costos en UF (con una  baja del -0,4%), hace que los valores en dólares se mantengan estables con respecto al trimestre anterior (Oct-Nov-Dic 2016).

*En Uruguay se refleja una baja promedio del 8,6% con respecto al período anterior.

*Realizando una comparación interanual, observamos que los costos en Chile y en Uruguay presentan pocas fluctuaciones con respecto al mismo período en 2016: Chile muestra un alza en promedio del 3% y Uruguay apenas del 1%.

 

“El actual escenario económico mundial exige pensar los negocios de manera global. En una actividad como la nuestra, es importante brindar un servicio consistente en todos los mercados, atendiendo de manera integral  las nuevas necesidades de las compañías que tienen operaciones en distintos lugares de la región”, comenta el Arq. Víctor Feingold, CEO de Contract Workplaces. “En sintonía con ello, hemos amplificado el alcance del índice regional incorporando a la medición de costos a Perú, ofreciendo así una visión más sistémica de la región a nuestros clientes” remata el directivo.

Espacios que integran

Medio: Revista América Economía Perú

Sección: Tendencias / Inmobiliario

Las grandes empresas apuestan por ofrecer espacios de trabajo que se adapten a sus culturas y a las necesidades de sus colaboradores con espacios flexibles y colaborativos que ayudan a mejorar la eficiencia y productividad.

Cerrar unas horas la transitada avenida Javier Prado, en el distrito de La Molina, para -con una grúa- instalar un antiguo camión repartidor de bebidas de la empresa Arca Continental Lindley en el piso 10 del edificio Park Office no fue un simple capricho de diseño de sus nuevas oficinas. Tras cumplir cien años de fundación, el fabricante de Inca Kola decidió trasladar gran parte de su personal administrativo de la planta ubicada en el tradicional distrito del Rímac a la zona corporativa al este de la ciudad.

 

 

 

“En el Rímac los colaboradores trabajaban en una especie de vecindad, la planta es un edificio antiguo y el cambio fue total. Las nuevas oficinas son modernas y abiertas, por lo que era importante traer el camión repartidor, que es parte de la identidad de la empresa y que los ha acompañado por tantos años”, dice Juan Carlos Checa, director comercial de Contract Workplaces Perú, compañía de conceptualización, diseño y construcción de espacios de trabajo encargada del proyecto. “La oficina es la materialización de la identidad de marca, los valores y la cultura de una organización.

Cuando se comienza a desarrollar un espacio de trabajo, es imprescindible estudiar tanto sus procesos y planeamiento estratégico, como a las personas que integran la organización para entender sus hábitos y cultura. El objetivo es lograr que el diseño refuerce la identidad de la compañía”. A más de un año de la mudanza, no cabe duda de que la decisión fue la mejor. “Necesitábamos un espacio más abierto y flexible para crear un ambiente más colaborativo y espacios para reunirnos”, dice Douglas Marrache, Gerente de Talento y Desarrollo de Arca Continental Lindley, mientras recorre los dos pisos de oficinas llenas de color y espacios que sirven de sedes de mini reuniones. Así, la creación o rediseño de espacios de trabajo se ha convertido en una necesidad, dado el cambio de las formas de trabajo y la flexibilidad de las culturas organizacionales. “El impacto será positivo si elegimos el espacio adecuado para cada tipo de negocio. Será necesario más open space cuanto más horizontal queramos que sea nuestra cultura, y más de despachos privados cuanto más verticalidad queramos transmitir entre jefe y empleado”, dice Ignacio Hernández de la Torre, director ejecutivo de Michael Page Perú. Asimismo, Hernández de la Torre destaca que otros efectos de esta nueva tendencia de rediseño de espacios son la generación de mayor compromiso por parte de los empleados y una menor rotación de los mismos. “Esto a su vez generará mejores resultados y crecimiento más rápido”, dice. Además, agrega que los colaboradores valoran mucho la ubicación de la oficina y el hecho de que la empresa invierta en materiales y acabados de calidad.

“Una organización que se preocupa por la salud, el confort y el bienestar de su personal tendrá una mejor imagen. Brindar a los empleados espacios  confortables, ergonómicos y saludables influye sobre la percepción que tienen sobre los valores de la empresa y alimenta el círculo virtuoso de la reputación institucional”, dice Juan Carlos Checa.

 

El año pasado el mercado de oficinas cerró con una vacancia de 30%. Es un indicador duro, pero es una oportunidad para que empresas medianas y pequeñas empresas se muden a otros distritos.

 

En Contrucción

Remodelar la oficina requiere de una inversión de entre US$ 700 y US$ 800 el m2, según Contract Workplaces Perú, empresa de origen argentino y con presencia en 10 países en la región. Las áreas de remodelación, de acuerdo con datos de la compañía, van desde 250 m2  hasta 2.000 m2. El promedio de proyecto u obra realizado durante 2016 en el Perú fue de 750 m2. No obstante, no son solo las grandes empresas las que están dando este paso. “Cada vez más empresas pequeñas, familiares o startups se están mudando a oficinas en

Zonas más céntricas o estratégicas. Ello debido a que existe una sobreoferta

en el mercado de edificios corporativos de oficinas”, dice Juan Carlos Checa.

“Hay demasiados m2 de oficinas y poca absorción de esto. El año pasado el mercado de oficinas cerró con una vacancia de 30% y un área de 130.000 m2

de oficinas libres. Eso es un indicador muy duro, pero es una oportunidad para que empresas medianas y pequeñas se muden a distritos como Surco y Magdalena, donde la vacancia es mayor”. Ante esta oportunidad, Contract Workplaces Perú estima crecer 15% este año. En 2016 facturó US$ 12 millones y diseñó más de 22.000 m2  de oficinas. “Nuestro servicio integral abarca desde el inicio del proceso hasta la etapa de posocupación, y se

complementa con las consultorías en Workplace Strategy y Change Management”, dice Checa. El espacio por diseñar es vasto. No solo en la capital, sino también en el interior del país, e incluso en empresas u

organismos del sector público donde este terreno es casi virgen.

Cómo contribuye el diseño de la oficina a ser más feliz en el trabajo

Uno de los aspectos principales es diferenciar claramente entre los espacios de colaboración y privacidad, según especialista. ¿Qué significa ser feliz en el trabajo? A lo largo del tiempo se han realizado  muchas investigaciones abordando esta temática y todas coinciden en que la felicidad en el trabajo no sólo depende de la satisfacción con la tarea que se lleva a cabo, ni tampoco está relacionada exclusivamente con el nivel de remuneración.

Hoy es un hecho que otros aspectos comienzan a ganar protagonismo para que el trabajo cobre un significado positivo más allá de la cuestión económica tales como el aprendizaje, la creatividad, las relaciones personales, el reconocimiento, la seguridad, el equilibro entre la vida laboral y la vida personal, entre otros.

Así como mucho se habla sobre la felicidad en el trabajo, casi nada se ha dicho sobre el fuerte impacto que el entorno físico tiene sobre las emociones y la percepción de bienestar de los trabajadores.

Al respecto, Carolina Pérez, gerente general de Contract Workplaces Chile, compañía de conceptualización, diseño y habilitación de espacios de trabajo, explica que el lugar de trabajo no sólo debe satisfacer las necesidades básicas de las personas, sino también sus necesidades emocionales más profundas y cómo lograrlo.

 

“Si bien las tendencias actuales apuntan a tener una modalidad de trabajo más flexible y móvil, las personas pasan la mayor parte de su día en la oficina, es por  eso que el diseño del espacio de trabajo cumple un rol decisivo para alcanzar el objetivo de tener una oficina feliz”, asegura.

En ese sentido, la ejecutiva da seis claves de cómo debe ser la oficina para tener trabajadores felices:

  • Procurar acceso a la luz natural: el uso de divisores vidriados, la utilización de paneles bajos en los puestos de trabajo y sobre todo la distribución de las áreas de trabajo operativo por sobre las jerárquicas en zonas de mayor incidencia de luz natural.
  • Ofrecer contacto con la naturaleza: a través de tener vistas al exterior, especialmente en los espacios de uso compartido, y la creación de un entorno más natural dentro del espacio de trabajo que incluya el aporte de plantas, muros verdes y terrazas accesibles.
  • Velar por la calidad del aire interior: mantener un buen nivel de ventilación y humedad junto con una temperatura adecuada tanto en verano como en invierno.
  • Disminuir el ruido: para alcanzar un buen nivel de confort acústico que permita reducir las distracciones y mantener la privacidad, sin afectar la necesidad de comunicación y los beneficios de la interacción, hará falta una buena planificación del espacio de trabajo. La aplicación de estrategias de acondicionamiento ayudarán a reducir el nivel de ruido y las distracciones en la oficina.
  • Establecer un buen balance entre espacios de colaboración y privacidad: identificar las necesidades de interacción, privacidad y concentración permitirá aplicar los conceptos de zonificación más adecuados. Para poder lograr una interacción exitosa, es necesario ofrecer condiciones de privacidad que permitan controlar el nivel de disponibilidad hacia los demás. Se debe pensar en un enfoque equitativo entre las distintas áreas.
  • Ofrecer diversos “amenities” y servicios complementarios: una gama de espacios para satisfacer las necesidades físicas y psicológicas de los empleados, destinadas a actividades tales como clases de yoga, ejercicio, descanso o recreación, ayuda a combatir estados de ánimo que atentan contra el bienestar y el buen rendimiento.